El Hosquillo
 Los Miradores
 Los Callejones
Las Majadas, cada vez más universal

Situada en plena Serranía Conquense, la localidad de Las Majadas tiene nombre propio en el mapa de los puntos más atractivos para el visitante.

Villa enclavada en la sierra del mismo nombre, en cuyo municipio se encuentran hacia el norte, las mayores alturas de las sierras de Cuenca.

Situada al norte de la capital y unida a ella, y a otros pueblos de la Serranía, por medio de una carretera local que cruza todo el norte de la provincia hasta Beteta y poblaciones limítrofes, se trata un bello pueblo serrano, que mantiene una interesante artesanía de muebles de madera.

En esa vida que insinúa el nombre del pueblo, sigue latente en el espíritu ganadero de Las Majadas, que fue lo que su nombre indica: lugar donde se recogía de noche el ganado y viven los pastores

La iglesia, en un extremo del pueblo, está bajo la advocación de la Virgen del Sagrario. Tiene un atrio amplio ante su entrada principal, en el que destaca una columna rematada por una cruz de hierro: es un incompleto rollo de justicia, señal visible de que el lugar tenía autoridad y capacidad para administrar.
Su fábrica es del siglo XVI, con planta rectangular de una sola nave en tres cuerpos, definidos por un gran arco toral, cada uno de ellos cubierto por una artesa muy buena de madera con excelente decoración y muy buena conservación. A los pies, torre de planta cuadrada de estilo renacentista. Sin embargo, la riqueza la presenta su retablo con numerosas piezas de distinta calidad artística. Los añadidos del atrio y la sacristía deforman la rotunda volumetría de la iglesia renacentista original.

Texto por cortesía de D. Enrique Buendía.



© 2017 Ayuntamiento de Las Majadas. Diseño Web y Programación por Soluciones IP.